Desalinizadora del Prat del Llobregat

La planta desalinizadora del Llobregat se ha conectado con el depósito de Fontsanta para abastecer el área metropolitana de Barcelona de agua desalada. Para hacer esta conexión se ha construido un tubo de 11,5 km de largo y 1,4 m de diámetro, cuyo trazado coincide inevitablemente con el cauce del río en algunos tramos.



Los ecosistemas del río en estos tramos se encontraban muy degradados por la gran presión antrópica sufrida durante décadas, al ser el Río Llobregat históricamente receptor de derrames contaminantes de la industria y afectado por el desarrollo logístico del área metropolitana con infraestructuras que lo atraviesan, como puentes, caminos, oleoductos, gaseoductos, colectores, líneas eléctricas, etc. Alejándolo de sus parámetros naturales.



El paso de la tubería por un tramo tan largo supuso una gran oportunidad de naturalizar el cauce y el entorno del río, mediante la restauración vegetal. Para ello se realizaron hidrosiembras, plantaciones y aportaciones de tierra vegetal codolosa, reduciendo el impacto de la obra y mejorando el estado ecológico inicial del río.



Las hidrosiembras se realizaron para estabilizar de forma rápida y permanente los taludes, así como para evitar la proliferación de especies no deseadas. Se escogieron especies de gran durabilidad y persistencia y con un sistema radical denso, capaz de desarrollarse rápidamente.



Las plantaciones tienen el doble objetivo de estabilizar los taludes que cubren la canonada y de mejorar las características ecológicas del entorno. Se eligieron especies autóctonas para que sobrevivieran las condiciones de la zona con el mínimo coste de mantenimiento. Estas especies son mayoritariamente arbustivas, con la intención de que la mata no opusiera resistencia a las aguas y protegiera el suelo de los márgenes. Las especies arbóreas se plantaron adecuadamente alejadas del cauce para evitar las avenidas.

ClientATLL, AccionaServicesDirección ambiental de obraYear2012Linkwww.amb.cat